"La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que
añadir, sino, cuando no hay nada más que quitar"

- Antoine de Saint-Exupéry